Ser un animal o parecerlo

El título puede sonar algo fuerte, pero es llamado de atención. ¿Cuántas veces decimos o hacemos cosas sin pensar en lo que provocaremos en los demás? Si analizamos esa forma de actuar, podría resultar injusto compararlos con los animales pues diversos estudios han confirmado que ellos son mejores que nosotros en muchos aspectos.

Sin embargo, hay algo en lo que podemos ser parecidos a los animales y es en cuidar nuestro medio ambiente. Quizás no te hayas fijado en ello, pero ellos, los animales, hacen un consumo eficiente de sus recursos, respetan la vida del otro (solo matan y consumen lo que necesitan) y su paso por una tierra es una bendición.

De ellos podemos aprender estas y muchas otras lecciones que, de seguro, repercutirán de forma positiva en nuestras vidas, conocimiento que podemos combinar con los productos de Tecnocio, un servicio que nos permite mejorar nuestro estilo de vida.

Puede que en el fondo seamos más animales de lo que queremos reconocer, lo cierto es que estamos en un momento coyuntural y necesitamos tomar acción. O nadamos, o nos hundimos, no hay más opciones. Aprovechemos todas las lecciones que ocurren a nuestro alrededor.