Hasta en los zoológicos se necesita saber de economía

Hasta en los zoológicos se necesita saber de economía para lograr el bienestar de los animales que viven en ellos y de los trabajadores que van a laborar cada día. Todas las relaciones y sistemas humanos se encuentran actualmente transversalizados por la economía.

 

Este tipo de instalaciones se inserta dentro de la rama de estudio denominada economía social. Este concepto distingue a aquel conjunto de organizaciones microeconómicas diferenciadas por unos rasgos comunes marcados por una ética social. Siendo un concepto determinado en positivo, iría más allá de la clásica delimitación interinstitucional basada en identificarlo como un sector residual.

Las asociaciones forman parte, junto con las cooperativas y las mutuales, de formas societarias de economía social, que lo que tienen de común entre sí, es participar en la vida económica sin necesariamente ir a la búsqueda de un beneficio económico directo para sus miembros o socios.

 

La conformación organizacional de una fundación puede convertirse en formas muy similares a las de una empresa comercial, y aunque puede llegar a ser administrada por personas asalariadas, en muchos casos existen programas de voluntariado para apoyar los fines sociales con tiempo y dinero.

 

Para lograr el buen funcionamiento de las mismas es necesario tener una buena administración de los recursos económicos.