Los animales también sufren problemas familiares

Las personas que acuden a algún tipo de terapia de pareja en barcelona han optado por llevar también a sus animales. Pues sí por descabellado que parezca, los animales también sufren los problemas que afectan a la familia, y sobre todas las cosas, los manifiestan en detrimento de su salud.

Nada es más verídico que un cachorrito asustado y entristecido cuando uno de los miembros del hogar se ha ido de viaje, o ha muerto. Se encariñan tanto con nosotros los animales, fundamentalmente los gatos y los perros que no en pocas ocasiones ante situaciones semejantes, han decidido dejar la casa e irse a las calles.

Ello ocurre, porque cuando existen problemas familiares las mascotas dejan de tener toda nuestra atención y se sienten desprotegidas, vulnerables y solas.

Ante este sentimiento, salen del hogar y cuesta mucho trabajo que encuentren el camino de regreso, muchas veces porque lo pierden y otras porque ya después se sienten callejeros y la suerte los obliga a otras condiciones, casi siempre más precarias.

Lo cierto es que los animales son parte de la familia y sufren nuestras desavenencias muchas veces con mayor sinceridad que las mismas personas, ellos libres de culpa son integrantes de la familia, y no pocas veces son un elemento clave a la hora de superar los problemas.